Fotografiar a desconocidos.

Fotografiar a desconocidos.

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado cómo se hacen esas fotos en las que aparece retratado un desconocido ya que es normal tener un cierto miedo a la hora de hacer fotos a gente desconocida, durante los workshops de fotografía urbana muchas veces me suelen preguntar cómo realizo los robados (una palabra coloquial que define las fotografías que realizamos a las personas sin que se den cuenta), a continuación explico una serie de técnicas/trucos para afrontar este reto, que, en realidad no lo es tanto! como en casi todo solo necesitamos práctica y algunos consejos para lograr una buena foto 😀Cartier Bresson

Según Cartier-Bresson en su ensayo “Fotografiar del natural” existen los “fotógrafos cazadores“, que se abalanzan sobre su presa hasta que la capturan y hay “fotógrafos pescadores“, que esperan en un sitio donde preveen que pueden pasar cosas interesantes para realizar la foto.

En mi caso creo que pertenezco a los dos bandos! 😀 aunque no llego al punto de abalanzarme sobre las personas pero si realizo en ocasiones un poco de seguimiento disimulado e incluso busco el encuadre que quiero para realizar la foto, y como no, también me gusta preparar escenas en las que necesito un elemento humano 🙂

Mucha gente se preguntará por la ética a la hora de realizar este tipo de fotografía…. y mi opinión personal es que en la historia de la fotografía podemos encontrar infinidad de instantáneas que podemos considerar auténticas obras de arte y que muestran una escena que solo podemos apreciar gracias a que algún fotógrafo ha dedicado su tiempo y esfuerzo…. y que, en muchos caso estoy seguro que no pidió permiso para realizarla, la fotografía es un arte, y la finalidad  es buscar y hacer una gran foto,  imagina la cantidad de fotos que habríamos dejado de ver si los grandes fotógrafos hubiesen renunciado a realizar fotos a desconocidos, solo nos quedarían fotos urbanas sin gente, paisajes, retratos preparados y mayoritariamente las fotos de platos de comida del instagram xD…. así que hay que hacer robados si te gusta la fotografía urbana! 🙂

Cartier BressonCartier Bresson

“Adoro disparar fotografías. Es como ser un cazador. Pero algunos cazadores son vegetarianos, que es mi relación con la fotografía”.
Henri Cartier-Bresson

Vamos con algunos consejos para empezar con los robados.

  • Usar un teleobjetivo. Es evidente que cuanto más alejado estés de la persona más difícil es que te pillen, al estilo paparazzi, un teleobjetivo nos permite captar escenas desde una cierta distancia sin que se den cuenta, el problema es que usando esta técnica no creo que lleguemos a perder el miedo a las personas 😛 pero eso no quita que no lo usemos, yo de hecho lo uso y mucho! 🙂Fotografía a desconocidos con teleobjetivo, Sergio MurriaFotografiar a desconocidos con teleobjetivo, Sergio Murria
  • Usar un gran angular…. si, justo lo contrario del consejo anterior! 🙂 la ventaja de los grandes angulares es que abarcan un amplio ángulo de visión de forma que te puedes acercar mucho a la persona y ni siquiera es necesario que apuntes la cámara hacia ella ya que gracias al ángulo de visión del angular va a salir en escena sin que se de cuenta, puedes asegurarte el enfoque poniendo el punto de enfoque en el lado que esté situada la persona, otra ventaja de usar angular es que añades ambientación a la foto ya que el angular también capta el entorno de la persona retratada 🙂Fotografiar a desconocidos con angularFotografiar a desconocidos con angular
  •  Cámara en la cintura, esta técnica también la uso bastante, básicamente consiste en disparar sin mirar, podemos dejar el punto de enfoque automático y rezar para que la cámara enfoque en el punto correcto, aquí sí necesitamos práctica para acostumbrarnos a mover la cámara según queramos el encuadre ya que componemos la escena a ciegas, en la actualidad hay muchos modelos de cámaras que disponen de visores electrónicos que podemos inclinar (como mi querida y rota Canon G12) y que nos facilitan mucho esta técnica.Fotografiar a desconocidos sin mirar
  • Preparar la escena y esperar. Esta técnica es divertida ya que te permite preparar una escena con tranquilidad, para ello solo tienes que fijarte en cualquier sitio que te parezca interesante, fotogénico, un cartel, una puerta, una calle …y solo nos queda esperar!!! y prepararnos para hacer la foto en el momento en que pase una persona y se situe en el punto que queremos, esto puede marcar la diferencia entre una foto normal o un fotón, y como no, es una técnica que utilizo mucho!!!fotografiar-desconocidos-sergio-murriaFoto, Sergio Murria
  • Disimular el encuadre, o jugar al despiste. Como su nombre indica, se trata de disimular a la hora de realizar la foto, podemos simular que vamos a realizar una fotografía hacia cualquier lado menos al que nos interesa, aplicamos un poco de teatrillo haciendo como que disparas varias veces y miras el resultado, y a la que veamos que el sujeto se despista… le enfocamos y hacemos la foto! rápido e indoloro 🙂 para esto también tenemos que practicar un poco para parecer naturales, cosa que según comenta la gente que va conmigo no he conseguido xDDD se me pone una cara de disimulo bastante mala xDDD, con esta técnica existe la posibilidad de que te pillen, puedes actuar de varias formas, la primera es que si se te quedan mirando nunca lo mires, actuando como que no va con esa persona la foto e incluso puedes repetir la foto, dando a entender que ni siquiera te has dado cuenta de que te está mirando …. lo que se dice disimular vaya!, otra opción de mirarlo y sonreir… para no dar una mala impresión, en muchos casos funciona.111209_9930f
  • Utilizar la WiFi de la cámara. Esta función está presente en muchas cámaras actuales, una tecnología que se implanta poco a poco y que nos permite realizar capturas desde un telefono o tablet 🙂 tan solo tenemos que situar la cámara con el encuadre elegido y esperar 🙂

¿Y si te pillan?

Siempre existe esa posiblidad así que debemos estar preparados, seguramente venga a preguntar extrañado, y como hablando se entiende la gente, pues le explicas que eres fotógrafo y que te ha parecido interesante la fotografía que has hecho, ante esto es posible que le parezca bien o que te haga borrar la foto, y … esto  es lo peor que te puede pasar 🙂 puedes ofrecerte a enviarle la foto por mail, o incluso tener preparadas tarjetas de visita como un acto de buena fe para que pueda visitar tu web o tener tu mail para el intercambio de la foto. Hasta la fecha solo he tenido un percance que pudo haber llegado a ser peligroso y encima no fue por mi culpa! ya que no era yo el que hacía la foto sino que estaba en el grupo, aunque finalmente no pasó nada, y si no me salen mal las cuentas debo haber realizado miles de fotos a gente así que tan peligroso no puede ser!!! 🙂

Y por último, tenemos la opción de….preguntar!!!! si! aunque en este caso perdemos la espontaneidad de la escena, pero en ocasiones es lo único que podemos hacer, y no me parece mala opción si la otra es perder la foto 🙂 Podemos empezar con un saludo y una presentación, una explicación del porqué queremos hacer la foto o que estamos metidos en algún proyecto y necesitamos su ayuda 🙂 ante todo ser simpáticos y tener algún tema cotidiano para entablar una conversación 🙂

Fotografía Sergio Murria

Aunque nos parezca extraño lo normal es que te dejen hacer la foto, y desde luego lo peor que nos puede pasar es que nos digan que no … que si lo pensamos no es que sea muy grave 🙂

Y el súper consejo,  en caso que os permitan hacer la foto, lo normal es que cuando enfocas al sujeto este automáticamente sonria, no dudes en pedirle que no sonría y se relaje, o simplemente que salga serio, saldrá con una expresión mucho más natural, y cuando tengas la foto que quieres ya les puedes hacer alguna foto más clásica sonriendo para enviarle si así lo quiere 🙂

Fotografía Sergio Murria
Todos serios para la foto! 🙂

 

A continuación os pongo unas fotos que sirven perfectamente como ejemplo, durante un paseo me encontré con una persona que vivía en la indigencia dentro de un barracón abandonado, al principio me acerqué y empecé a hablar con la persona y haciéndole fotos sin que se diese cuenta, después estar hablando un rato y no con cierta dificultad me gané su confianza, hasta el punto de dejarme pasar a su casa y hacerle fotos que de otra forma habrían sido imposibles de hacer, evidentemente notó que mi intención era buena y que mostraba interés en las historias que me contaba 🙂 algún día tengo que pasar a enseñarle las fotos 🙂

Foto Sergio Murria
Practicando la fotografía desde la cintura 🙂

Foto Sergio Murria

Aprende fotografía con 274km!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *